"He bebido y tengo que coger el coche": Soluciones - Ángeles al Volante

“He bebido y tengo que coger el coche”: Soluciones

Desde Ángeles al volante siempre te vamos a concienciar de que, si has bebido, en ningún caso debes coger el coche. Por lo tanto, si se da el caso de que piensas “he bebido y tengo que coger el coche”, has de buscar cualquier alternativa que no sea esta. Te vamos a dar algunos consejos de qué hacer en esta situación.

¿Qué hacer si he bebido y tengo el coche?

Coger el transporte público

Ventajas

  • Es más barato y por lo tanto ahorras más dinero que si empleas otro medio de transporte.
  • Es el medio menos contaminante.

Desventajas

  • El transporte público no llega a todas partes.
  • El horario de transporte público es limitado y en muchos lugares se encuentra cerrado por la noche.
  • A veces da demasiada vuelta y tardas tres veces más que si fueses en coche.
  • Te obliga a dejar tirado tu vehículo.

Solicitar un medio de transporte privado

Ventajas

  • Te suelen recoger en el sitio exacto en el que estás.
  • Dispones de este servicio las 24 horas.

Desventajas

  • Suele ser más caro que el transporte público.
  • Te obliga a abandonar tu vehículo en el sitio que lo dejases aparcado.

¿La opción más completa? Pedir un Ángel al Volante

Ángeles al volante te ofrece la opción más completa y sencilla. Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y un Ángel al Volante se desplazará al sitio en donde estés y os acercará a ti, tus acompañante y el vehículo a donde nos pidas.

Las ventajas de usar Ángeles al Volante si has bebido y no puedes conducir

  • Estamos disponibles para recogerte las 24 horas.
  • Nos desplazamos allí a donde nos digas.
  • No tendrás que dejar tu coche tirado en ningún sitio.
  • Nos hacemos cargo de tu coche con garantías.
  • Puedes solicitar nuestro servicio con antelación.
  • No correrás riesgos ni pondrás en juego la vida de nadie.
  • Te evitarás multas, pérdidas de puntos o la retirada del carnet.
  • Y muchas más… pero la más importante es no arriesgar tu vida ni la de los demás, que no tienen precio.

¿En qué situaciones puedo haber bebido y necesitar un Ángel al Volante?

  • Puedes tener un evento o una boda y saber que vas a beber pero el sitio te obliga a llevar el coche. No hay problema, puedes asegurarte el servicio llamándonos con antelación o en el mismo momento.
  • Has pecado de irresponsable y has cogido el coche con la consecuencia de que te ha parado la policía y han inmovilizado tu vehículo porque no estás en las condiciones idóneas para llevarlo.
  • Sufres un percance de salud y no puedes conducir, o te encuentras mareado y sabes que no debes arriesgarte a coger el volante.
  • Has cogido el coche y al final he tenido ganas de tomarme algo para volver en transporte público pero recuerdas que necesita alguien el coche a la mañana siguiente… No te arriesgues, pide tu Ángel al Volante y tu y el coche llegaréis a casa en las mejores condicones.

Así que si te enfrentas al “He bebido y tengo que coger el coche” no lo dudes ni un minuto más, pide tu Ángel al Volante.

Share This